En Vivo

Libre expresión o periodismo de alcantarilla

0

El propietario de la emisora Alfa Estéreo William Gutiérrez, es reconocido en Neiva por utilizar un lenguaje para muchos, poco ortodoxo en el informativo ‘Noticiero Popular’, ha sido demandado por injuria y calumnia, según él, en solo cuatro oportunidades, protagonista en muchos escándalos por sus afirmaciones sobre aspectos de la vida pública y personal de algunos personajes del Huila.

Condenado en el 2010 por el delito de peculado contra la administración pública, se le sindica de utilizar una ONG para contratar la publicidad de la emisora que, por ser comunitaria no puede pautar y se le acusa hasta de vender la noticias a cambio de jugosos contratos.

Sin embargo, por razones que nadie explica, no avanza ninguna de las numerosas denuncias que han sido interpuestas contra la emisora comunitaria Alfa Estéreo de la ciudad de Neiva y su director, ante el Ministerio de Tecnologías de la Información y la fiscalía.

De manera formal, varios ciudadanos afectados por los informes emitidos, han presentado numerosas quejas y reclamos los cuales han sido radicados desde hace más de 4 años y a la fecha, inexplicablemente sin una respuesta por parte del ente estatal.

Pese a la recepción de quejas acompañadas con documentos, audios y diversas pruebas que dejan en evidencia las emisiones del noticiero en la emisora Alfa Estéreo, hoy para muchos, peligroso escenario radial de injurias, calumnias, acusaciones irresponsables y discriminaciones diarias contra todo tipo de personas, deja entrever el bajo y soez lenguaje de Gutiérrez Ordoñez y parte de su equipo de trabajo, quienes con sus nefastos informes dejan en peligro a la comunidad y dormido el sueño de los justos.

Las quejas sobre el abuso ante el micrófono y la manera tendenciosa que evidencia a estos sujetos seudoperiodistas, obligó a los afectados a denunciar jurídicamente a la Emisora Alfa Estéreo, respaldando con audios sobre contenidos grotescos y totalmente fuera de tono, sin que se respete la normativa informativa de una emisora con licencia comunitaria; por lo cual, su obligación educativa y de formación es más alta que la de una emisora comercial.

La mayoría de reclamos se han referido directamente a las emisiones del noticiero radial que dirige el señor William Eduardo Gutiérrez Ordoñez, a quien incluso, han señalado de ejercer su oficio de comunicador con una acción extorsiva, peligrosa y de conducta delictiva, como lo ha denunciado en varias oportunidades el exconcejal de Neiva Carlos Edilsón Posada.

El propio exconcejal de la ciudad de Neiva, en un comunicado radicado al ministerio de la Tics, en el año 2018, advierte en uno de sus apartes, que el director y propietario de la emisora, desde el 16 de noviembre de 2010 hasta el 14 de febrero de 2014, se encontraba sentenciado en un proceso penal por el delito de Peculado contra la administración pública y donde actúa como demandante la Dirección Nacional de Aduanas e Impuestos Nacionales DIAN.

En la denuncia señala que, el actual director y dueño de la emisora Alfa Estéreo, en el año 2010 y de acuerdo al Juzgado Quinto Penal del Circuito de Neiva, de fecha 21 de mayo de 2010 y ejecutoriada el 3 de junio de 2010, condenó al señor William Eduardo Gutiérrez Ordoñez, a la pena principal de tres (3) años de prisión y una multa de treinta y tres millones seiscientos catorce mil pesos M/cte ($33.614.000), e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas, por el mismo lapso de la pena principal de prisión, por el delito de Omisión de agente retenedor o recaudador, articulo 402 del Código Penal Colombiano.

Según la defensa del exconcejal Posada Maya, en el artículo 267 de la misma ley; que para el tiempo en que se le otorgó la licencia al señor William Eduardo Gutiérrez Ordoñez, estaba vigente dicha Ley, como lo enuncia la misma resolución 001738 del 8 de agosto de 2012, por lo tanto la licencia otorgada estaba viciada de inhabilidad, por estar el Señor Gutiérrez Ordoñez para la época, condenado a la pena privativa de la libertad y con inhabilidad para el ejercicio de los derechos y funciones públicas, sin embargo el silencio del ministerio continua.

Pero las quejas no solo se desprenden de los ciudadanos del común; también, varios dirigentes políticos y personalidades han sido víctimas de la difamación de Alfa Estéreo. Motivo por el cual, denunciaron sobre el uso y abuso irresponsable de las falsas afirmaciones y presuntamente ilegales por parte de Gutiérrez Ordóñez y parte de su equipo de trabajo como el señor Carlos Héctor Gómez.

Por su parte, Rodrigo Lara Sánchez, exalcalde de Neiva, entabló un proceso jurídico contra la emisora y Gutiérrez, por el delito de injuria y calumnia, donde el exmandatario reclamó el derecho fundamental al buen nombre, a la honra y la dignidad, tras ser acusado en el noticiero de Alfa Estéreo de homicidio culposo e inasistencia alimentaria.

De igual forma, Lara Sánchez, informó que William Gutiérrez Ordoñez, quien posa de periodista, aseguró públicamente que el ex mandatario, contrató los servicios delictivos de dos sicarios en la ciudad de Pereira, para asesinar al entonces candidato a la alcaldía de la ciudad de Neiva, Gorky Muñoz Calderón, pagando la suma de setecientos millones de pesos. Aseveración denunciada sin resolver en el instante, ni en el transcurrir de los Cinco años que se realizó la denuncia judicial.

La falta de atención a las denuncias por parte del estado y los organismos judiciales, traen grandes interrogantes al ex mandatario quien asegura que el Juzgado, tan solo citó en dos oportunidades a las partes para llegar a un acuerdo y el director de la emisora nunca se presentó y el Ministerio de las TIC tampoco envió un representante ni informe escrito.

Otra de las personas afectadas por la Emisora Alfa Estéreo y William Gutiérrez Ordoñez, es Dilberto Trujillo, excandidato a la alcaldía de Neiva en las pasadas elecciones y actual Secretario de Agricultura del Huila, señaló que William Gutiérrez, en uno de sus informes, lo acusó de ser guerrillero del ELN y de haber participado en el atentado contra la Escuela General Santander en Bogotá, ocurrido el pasado 17 de enero del 2019, donde murieron 22 cadetes. Y vuelve y juega, pasa el tiempo y no pasa nada, aseguró el funcionario.

Las graves denuncias interpuestas ante los organismos de control y fiscalía y él ministerio, están firmadas por periodistas, políticos, dirigentes comunales y ciudadanos del común. Todos afectados por el lenguaje abusivo e irresponsable de William Gutiérrez y su equipo de trabajo.

La FLIP opina

Para el director de la Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP Pedro Vaca, la libertad de prensa no es un privilegio de unas personas, es un derecho fundamental para que la gente esté bien informada; cuestionó el papel del señor William Gutiérrez, señalando que el análisis sobre esta clase de informaciones debería hacerse sobre si realmente se está informando o no a la ciudadanía sobre temas de interés público. “Ahora, del otro lado si hay personas señaladas, personas a los cuales se le ponen unos calificativos que no se soportan en una reportería, en una veracidad e imparcialidad, pues estas personas tienen la puerta abierta siempre para activar mecanismos de control judicial” agregó.

Vaca descalificó el tipo de contenido que se maneja en el informativo, que atenta contra la dignidad de la mujer y de la comunidad LGTBI. “No se destaca una línea comunitaria tal como debería aplicarse en su formato, el tipo de contenido sobre la discusión, sobre el tono en el que los periodistas se dirigen a la sociedad, muestran también la calidad y seriedad del informe”, dijo. Y agregó que “la ética periodística refleja el estándar de calidad del debate, uno puede tener un estándar alto, no puede tener un estándar bajo y creo que es una reflexión que no compete al terreno de la libertad de expresión ni a los jueces, sino que competen a la sociedad y al gremio” puntualizó.

«Cuando el periodista recurre al sensacionalismo, está enterrando el periodismo a la alcantarilla»

Así lo afirmó Ómar Rincón, periodista y crítico de la televisión colombiana, quien calificó como incompetencia narrativa y de reportería periodística, todo periodismo en el que se recurre al adjetivo grotesco, amarillista y denigrativo.

Para este crítico de la televisión y analista de las relaciones entre medios, cultura, política y tecnología, el periodismo, en términos de libertad de expresión, admite y respeta todo tipo de palabras a las que los periodistas acudan en sus medios de comunicación, pero, sin dejar de lado el no vulnerar los derechos hacia las personas, ni atentar contra la dignidad de las mismas.

“Puede haber libertad de expresión, mientras no se atente contra el derecho a la intimidad, al buen nombre, contra la dignidad de personas como los niños, las mujeres, los afros, indígenas. El adjetivo en exceso y sin fundamento, lo que hace es enterrar el periodismo a la alcantarilla y convertir al periodista en un payaso de la tribu, entonces la gente lo oye porque es payaso y no porque tenga o diga la verdad”, expresó Ómar Rincón.

Asimismo, aseveró que, el periodismo consiste en narrar hechos, historias o situaciones en las que el indicado para concluir adjetivos de las mismas, es el público y no el periodista, quien, al hacerlo, asume un calificativo para las personas que no ha sido demostrado.

“El periodismo contemporáneo ha caído en el adjetivo, entonces a cualquier cosa la llaman impresionante, maravillosa, encantadora y nunca nos cuentan, por eso la gente está aburrida de nosotros, porque terminamos siendo unos objetos chistosos, visibles, perdemos la intimidad y después nos quejamos de que los lectores, los oyentes, los televidentes, las personas en las redes, no nos vean, entonces no nos estamos haciendo sentir, un periodista narra para ser sentido”, manifestó el crítico Rincón.

Frente a este tipo de información y lenguajes que se usan en gran parte del periodismo colombiano, Ómar Rincón igualmente afirmó que es algo propio principalmente, de periodistas “de provincia”, quienes usualmente acuden al chantaje con base en adjetivos fáciles y que terminan convirtiéndose en una forma de hacer pauta publicitaria, sin la capacidad de generar en sus lectores, oyentes o televidentes, un espacio para pensar y reflexionar.

“Si un político le da un contrato, lo vuelve admirable, el gran sabio, el mejor de la tribu, pero si no le dan un contrato, es ladrón. Ese tipo de periodismo lo que hace es perder toda legitimidad, un periodista lo único que tiene es su buen nombre a largo plazo, es decir, uno es independiente y autónomo no porque es un medio independiente, sino, porque la calidad periodística lo hace. Yo podría usar muchos adjetivos, pero tengo que demostrar, por ejemplo, que una persona es una porquería, eso hace que me gane el respeto de mis lectores y que más adelante, todos confíen en mi independencia y autonomía, el periodismo es para hacer pensar, no para hacer reír a los ciudadanos”, puntualizó.

Finalmente, Rincón enfatizó que, frente a este tipo de lenguajes que se usan, por ejemplo en Alfa Esteréo, en los que no se respeta la dignidad de la ciudadanía y que no se encuentre reglamentado por la ley colombiana, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones – TIC, sí puede entrar a intervenir legalmente para evitar que se sigan presentando este tipo de abusos.

Actuamos dentro de un lenguaje “caricaturesco”

Pese a las múltiples críticas y denuncias en su contra, por la manera de hacer esta clase de periodismo y con la utilización de un lenguaje que, para muchos es salido de tono, el director del informativo radial William Gutiérrez, aseguró que no se arrepiente y por el contrario, justificó, porque le da esta clase de manejo a las noticias, “pienso que estoy actuando dentro de un manual de ética y estilo, donde nos exigen a nosotros tener mínimo dos testimonios, ya sea de personas, de fuentes, o documentales y siempre se ha actuado bajo ese reglamento”, reiteró.

Frente a las denuncias por calumnia, injuria y discriminación contra algunos personajes de la vida pública, tampoco demostró extrañeza, pese a que hay varias quejas por discriminación contra la mujer y la comunidad LGTBI, “Ahora pues decir que uno discrimina, no es cierto, nosotros actuamos dentro del estilo que tenemos en los medios de comunicación con un lenguaje también caricaturesco, porque hay personajes que no existen”, señaló Gutiérrez Ordoñez, y enfatizó además que, los personajes públicos no tiene vida privada y eso está según el director de la emisora, estipulado dentro de las Cortes.

 

Silencio de la MinTic´s

Durante varios días a través de la Oficina de Prensa del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, se tramitó las gestiones necesarias para lograr una reacción de la actual ministra Karen Abidinen Abuchaibe, sin embargo pese a la insistencia, fue imposible lograr una conversación para conocer su apreciación sobre el formato utilizado en la emisora comunitaria.

En manos de las autoridades, estará la decisión de darle la razón a quienes se consideran víctimas del micrófono de Gutiérrez Ordoñez, poniendo muchas veces, según los denunciantes, en riesgo su vida, o si por el contrario, el lenguaje que utiliza no atenta contra la integridad ni el buen nombre. Aunque estamos en un país de libre expresión, para muchos también debe existir un límite y son las autoridades, los gremios y el público, quienes deberán decidir hasta dónde se puede llegar con una nota periodística.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Desarrollado por : www.hostlive.com